Blog Renato Cardoso | 2 de diciembre de 2019 - 09:30


¿USTED es un hombre del que DIOS NO SE AVERGÜENZA?

¿Dónde ha puesto sus pensamientos? ¿Qué ha buscado? ¿Por qué ha competido y se ha esforzado?

“Pero en realidad, anhelan una patria mejor, es decir, la celestial. Por lo cual, Dios no se avergüenza de ser llamado Dios de ellos, pues les ha preparado una ciudad.” Hebreos 11:16

¡Lo invito a cambiar su visión y alcanzar mucho más de los que usted puede imaginar! Vea el video (19 minutos).


Informe de error