Blog Renato Cardoso | 13 de agosto de 2019 - 08:30


¡Primero lo confunde, luego lo derrota!

La duda genera más problemas de lo que usted se imagina. Lo confunde, lo aparta de Dios y también de sus objetivos. Una persona llena de dudas no logra hacer al cónyuge feliz, desempeñarse bien en su trabajo, creer en sí misma, en su prójimo y, muchas veces, en Dios.

Pero usted puede vencer a ese gran enemigo. Sepa de qué manera resistirse a los malos pensamientos.
Vea este video (5 minutos).

Determine, a través de la fe, que usted es capaz de alcanzar sus sueños.

 

Vea también:

[related_posts limit=»7″]

Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…


Informe de error