Blog Renato Cardoso | 22 de Junio de 2011 - 04:59


La mejor persona para desafiarlo a crecer

 

Muchas parejas no se dan cuenta que uno tiene en el otro a una especie de entrenador. Su esposo o su esposa es la mejor persona para darle una evaluación de sus puntos fuertes y débiles, y para ayudarle a mejorar como persona. Esto porque su cónyuge es la persona más cercana a usted,  que le conoce mejor que nadie.

Su esposo  o esposa es una especie de  espejo, donde usted puede ver un reflejo de sí mismo. Usted quiere  evaluar su progreso, ¿si va bien o mal? Una rápida mirada hacia su pareja y la vida que él (o ella) tiene a su lado, le mostrará eso con tanta sinceridad que lo puede hasta herir.

Su jefe, colegas, amigos, y hasta parientes no le conocen tan bien así. Y por más que ellos lo conozcan probablemente no le dirán lo que piensan de  usted con toda sinceridad, por miedo a herirlo. O  simplemente porque de hecho ellos no están allí  para usted.

Sin embargo, su esposa o su esposo es el más interesado en que usted mejore. Si usted mejora,  él (o ella) mejora. Entonces, en  vez de ver a su pareja como aburrido o evitando aquella conversación  difícil, usted debe recibir la evaluación que él o ella le da al respecto con los brazos abiertos. De hecho, debe invitar  a este tipo de evaluación. Establezca un sistema de evaluación y ayuda mutua en su matrimonio, en  la que ustedes  acuerden ser un entrenador para el otro. Algunas reglas son necesarias para que esto funcione mejor. Aquí están algunas para comenzar:

1. Sólo debe dar su evaluación si él o ella se la pide o con su permiso (así su compañero sabrá lo que está viendo y estará listo para escuchar).

2. Su opinión será con que el único propósito de ayudar al otro a mejorar, no para desahogar sus  frustraciones.

3. Nunca atacar a la persona o a su carácter.

4. No presionarlo (a) a cambiar, pero  confiar en que él o ella juzgará por sí misma el valor de su evaluación o decidirá lo que hará con ella.

5. Sea como fuera y lo que suceda, ¡Continúelo  amando!
La parte negativa en el dar a alguien una evaluación  personal es que por lo general eso ocasiona en la  persona una reacción defensiva. Las reglas de arriba deben ayudar a minimizar eso.
Usted tiene un  entrenador a su lado, y de  gracias. ¿Está sacando provecho de ello?

 


Informe de error