Blog Renato Cardoso | 19 de septiembre de 2012 - 19:38


Cuando la relación cae en la rutina

Cuando la relación cae en la rutina

Una de las preguntas que más oímos como consejeros matrimoniales es: ¿Cómo puede la pareja evitar que la relación caiga en la rutina?”

Pero una pregunta aún más importante que tales parejas se olvidan de preguntarse es: “¿Rutina de acuerdo con quién? ¿Cómo define mi pareja a la rutina?”

Ya notamos un hecho en la mayoría de las parejas donde hay un reclamo de que la relación “cayó en la rutina”. Normalmente, apenas a uno de los cónyuges le parece eso. Y el otro no está de acuerdo. Fue lo que sucedió con Nadia y Felipe.

Con seis años de matrimonio y una hija de cuatro años, la pareja vivía una relación un tanto estresada. Ella trabajaba media jornada para ayudar con el presupuesto, mientras que la hija permanecía en la guardería. Él llegaba tarde del trabajo y apenas terminaba de bañarse y de cenar, pegaba los ojos en la televisión hasta que le caía el sueño y se arrastraba a la cama. El dialogo era poco, normalmente iniciado por Nadia, que se desahogaba durante la cena mientras que Felipe decía “ah-uh” entre balanceo de la cabeza y otro—más que nada para fingir que estaba oyendo. Los fines de semana, Felipe trabajaba los sábados hasta las dos de la tarde y cuando llegaba a su casa solo quería descansar o volver a la TV.

Nadia, comprensiblemente, estaba frustrada. “Nuestra vida es una rutina. Sé exactamente lo que va a suceder cuando tú llegas a casa: nada. Eres tú y la bendita televisión. Yo estoy cansada de eso.”–se desahogó.

Felipe, con aires de sorpresa y de incomprendido, justificó: “Pero tú sabes que nosotros no tenemos mucho dinero para pasear y hacer las cosas que quieres. Ya conversamos sobre eso. Pensé que habíamos combinado que cuando las cosas mejoren, vamos a hacer más de lo que te gusta. Tienes que vivir dentro de la realidad.”

O sea, lo que Nadia llamaba rutina, Felipe lo llamaba “apretar el cinto hasta que las cosas mejoren”.

Ahí está un gran problema, cuando la pareja tiene definiciones diferentes de la rutina. Y lo peor: a veces a uno incluso le encanta la rutina mientras que el otro la odia…

Por eso, volviendo a la pregunta inicial: ¿Cómo puede una pareja evitar que la relación caiga en la rutina?

1. Primero, los dos tienen que saber qué es lo que el compañero ve como rutina. Aclarar los significados, y entender bien la visión de su pareja y cómo ella la compara con la suya. ¿Hay diferencias?

2. Exponer las expectativas. ¿Qué esperas de mí para que no deje que nuestra relación sea aburrida? ¿Salir una vez por semana? ¿Tomarnos vacaciones una vez al año? ¿Hacer una sorpresa agradable en fechas conmemorativas? Y claro, busque al máximo atender las expectativas.

3. Equilibrar las necesidades. Obviamente, lo que tiene mayor facilidad de ser aburrido con la rutina va a necesitar que el compañero sea más activo en hacer cosas que rompan el marasmo en la relación. Por otro lado, si usted está casado con alguien al que le encanta la rutina, tendrá que aprender a disminuir un poco sus expectativas para que su compañero no se sienta siempre incomodado por el hecho de que siempre esté haciendo su voluntad a costa de la suya propia. El equilibrio es esencial.

Condimentando los puntos de arriba es que está la sal del romance. No importa hace cuánto tiempo ustedes ya están juntos, ustedes tienen que verse como novios. Así, ustedes nunca considerarán al compañero ya conquistado. Al contrario, continuarán siempre aquel encantador juego de la conquista, donde todos los días estarán pensando en formas de expresar el amor y tocar el corazón de su pareja.

Con un poquito de esfuerzo, su relación puede ser vibrante sin importar hace cuántos años ustedes ya están juntos.

Cambie la rutina de su relación. Lea el libro Matrimonio Blindado – en las mejores librerías del país y también online.

Regístrese en este blog y sea avisado de nuevos posts…

Lea también:

Entender vs. Defender y Atacar
Un mensaje a los Elanos de la vida
Mi marido es difícil…
¿Usted está en condiciones de estar en una relación?
El ser humano a su lado


Informe de error