Blog Obispo Macedo | 20 de agosto de 2020 - 00:01


Sufridos

Los siervos de Dios no están preocupados por defender su propia honra…

Sufridos

“Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, SUFRIDO…” 2 Timoteo 2:24

Si el Señor sufre, también lo hacen Sus siervos. Moisés sufrió a causa de los rebeldes y de la desobediencia del pueblo de Israel. Jeremías sufrió al ver al reino de Judá devastado y a su pueblo masacrado. En medio de su tristeza y dolor exclamó:

“¡Oh, si mi cabeza se hiciese aguas, y mis ojos fuentes de lágrimas, para que llore día y noche los muertos de la hija de mi pueblo!” Jeremías 9:1

Los apóstoles sufrieron por causa del Evangelio y del Nombre del Señor Jesús. Pablo les dijo en la carta a los Gálatas (4:19) que sentía dolores de parto hasta que Cristo fuese formado en ellos.

Los verdaderos siervos del Señor Jesús sufren por los perdidos, por las injusticias sufridas en este mundo, e incluso por las persecuciones y traiciones de quienes decían ser amigos. Sin embargo, nada los desanima, al contrario, se mantienen siempre fieles a su Señor.

Los siervos de Dios no están preocupados por defender su propia honra, sino que se alegran de hallarse dignos de sufrir por el Nombre de Aquel que los llamó a Su obra. No existe un siervo del Dios Altísimo que no haya sufrido en este mundo. Como Pablo decía:

“De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús.” Gálatas 6:17


Sufridos
  • Obispo Domingos Siqueira 


Informe de error