Blog Obispo Macedo | 22 de junio de 2020 - 00:01


Las primeras gotas

No hay tiempo que perder…

“Porque como en los días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dando en casamiento, hasta el día en que Noé entró en el arca, y no entendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos, así será también la venida del Hijo del Hombre.”  Mateo 24:38-39

De un lado, después de cien años de construcción, el Arca ya estaba completamente lista y preparada.
Del otro lado, las señales en el cielo, las nubes oscuras y las primeras gotas de agua que ya caían.
Y aun así, nadie se dio cuenta de que la Palabra de Dios, a través de Noé, se estaba cumpliendo.

En los días de hoy, la Universal es un Arca, porque ha llevado la Palabra de Salvación a los cuatro rincones de la tierra.
Y las primeras gotas ya están cayendo también.

Guerras, hambre, pestes, terremotos, sediciones, y, como si eso no bastara, todavía hay lobos disfrazados de ovejas, que son los falsos profetas.

Muchos se encuentran ya con el agua al cuello, y aun así no quieren rendirse al Altísimo.

Entregue su vida en obediencia a la Palabra de Dios.
Usted estará creyendo en el Señor Jesucristo y, por eso, siendo salvo y llevándole la salvación a su familia.

No hay tiempo que perder.
La lluvia está aumentando cada vez más, el diluvio va a llegar, y entonces la puerta será cerrada.


  • Obispo Djalma Bezerra 


Informe de error