Blog Obispo Macedo | 28 de Enero de 2015 - 16:42


Experiencia Inolvidable

Experiencia Inolvidable

imgo

¡Hola, obispo!

Quería compartir aquí mi experiencia en el Templo de Salomón. Fue la primera vez que fui. Soy de la ciudad de Macaé (RJ). El viaje fue largo, cansador, pero valió la pena el sacrificio.

Llegamos al Templo a las 15:30 h, y apenas puse mis pies solo en la explanada fui envuelto por la presencia de Dios. Cuando contemplamos la grandeza de Dios bien de cerca, es muy diferente a las fotos vistas en internet…

Ya a las 17:45 h entré para participar de la reunión. Apenas entré quedé admirado no solo por la estructura del Templo, sino por cuán espiritual es ese Santo Lugar. Obispo, hace tiempo estaba viviendo un cansancio espiritual debido a algunas frustraciones, pero ni bien comenzó la búsqueda con el obispo Clodomir, me olvidé de todo y de todos y me concentré solo en buscar la faz de Dios. Fue tan fuerte, tan fuerte, que en ese instante encontré a Jesús y fui renovado.

¡Nunca había tenido una experiencia como esa! Vivía en una gran batalla con mi yo, y tengo la plena convicción de que vencí allí en el Templo de Salomón. La Santa Cena fue para mí más que una oportunidad de renovación, fue el inicio de lo extraordinario de Dios en mi vida.

Volveré más veces, con nuevas metas, y creyendo en la promesa que usted hizo desde el inicio de la construcción del Templo: que quien solo pisara allí sería bendecido. Jamás dejé de creer en lo que usted dijo.

¡Muchas gracias, obispo!

¡Que Dios lo bendiga!

Douglas Alves da Silva


Informe de error