Blog Obispo Macedo | 22 de Enero de 2015 - 16:50


El Espíritu Santo vs. el espíritu del mundo – parte 1

El Espíritu Santo vs. el espíritu del mundo – parte 1

22012015

 

Es una lucha constante que existe entre Uno y otro… ¿Y cuál es su objetivo? ¡Ganar el alma del ser humano!

La ceguera

A una persona sin el Espíritu Santo, aunque esté liberada, las cosas del mundo todavía le atraen… Aunque no continúe en la práctica de las cosas antiguas, las cosas del mundo continúan teniendo una convocatoria muy fuerte, llamando su atención.

Es inevitable que una persona sea Bautizada con el Espíritu Santo y no sea perseguida. Es como dijo el Señor Jesús: «es imposible esconder una ciudad en una montaña y mucho menos iluminada».

Es por eso que la mayoría de las personas en la Iglesia está ciega. Oyen la Verdad, pero están ciegas ante una realidad: necesitan el Espíritu Santo, necesitan conocer a Dios personalmente. Y esto no ha sucedido, porque se preocupan por resolver sus problemas. Quieren tener sus necesidades atendidas y desprecian la mayor de todas sus necesidades: ¡el Bautismo con el Espíritu Santo!

Lamentablemente, la mayoría del pueblo de la Iglesia no es Bautizada con el Espíritu Santo. ¡Es verdad! Sin embargo, le voy a probar a usted que el Espíritu Santo está sobre todos. Pues, ¿quién es el que lo inspira a orar, a leer la Biblia, a buscar a Dios, a venir a la Iglesia, a querer saber cuál es la Voluntad de Dios para su vida? ¡Es el Espíritu Santo!

Solo que el Espíritu Santo no entró, y Él solo entrará en su cuerpo y lo poseerá el día que usted se entregue totalmente. El Espíritu Santo sí está sobre nosotros. Él vino sobre mí cuando acepté a Jesús, y sobre usted cuando Lo aceptó. Inclusive, fue y es Él Quien produce en nosotros el arrepentimiento. Ese sentido de arrepentimiento que la persona tiene cuando comete un error, aunque no sea bautizada con el Espíritu Santo.

Ob-Julio


Informe de error