Blog Obispo Macedo | 1 de Febrero de 2021 - 00:01


Alianza en el cielo

El arco celeste nos muestra que la Palabra de Dios no envejece y no falla

Alianza en el cielo

En la segunda semana de la novela “Génesis”, en la escena en la que Dios hace una alianza con Noé y todos los seres vivientes, apareció el arco celeste en forma de círculo. Mucha gente no entendió el porqué de este formato, ¡pero la novela está correctísima! Desde la altura en la que ellos estaban, en el monte Ararat, es exactamente así como se ve el arco celeste, como se puede ver en los videos reales de las personas que filman el arco desde arriba (vale resaltar que, aunque el mundo lo llama «arco iris», no usamos este término, porque proviene del paganismo y le atribuye a la entidad llamada «iris» un arco que no le pertenece. Este es el Arco Celeste, el Arco de la Alianza del Dios Vivo). A medida que el avión va subiendo, descubrimos cómo se ve el arco desde el cielo. Desde el suelo vemos solo un semicírculo, debido a la curvatura de la Tierra, pero desde arriba, desde el punto de vista de Dios, es un círculo completo, ¡como una alianza!

Y recordé que Él dijo que pondría el arco en las nubes para que, cada vez que ÉL VIESE el arco, Se acordara de la alianza hecha con los hombres y los animales:

“He puesto Mi arco en las nubes como un signo de Mi alianza con la Tierra. Cuando Yo cubra la Tierra de nubes y en ellas aparezca el arco, Me acordaré de la alianza que he establecido con ustedes y con todos los animales, y las aguas del diluvio no los volverán a aniquilar. Cada vez que aparezca el arco entre las nubes, Yo lo veré y Me acordaré de la alianza eterna entre Dios y todos los seres vivos que pueblan la Tierra. Estará el arco en las nubes, y lo veré, y Me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la Tierra”. Génesis 9: 13-16 BLPH

¡Vea cómo es la fidelidad de Dios! Él no tiene un problema de memoria, no necesitaría recordatorios, pero insiste en poner una señal para que siempre quede claro que no hay posibilidad de que Él no cumpla Su Palabra. El arco celeste nos muestra que la Palabra de Dios no envejece y no falla. Y que, así como lo que fue prometido allá en el principio de Génesis continúa siendo cumplido, Él tampoco Se olvidará de ninguna de Sus promesas.

Cuando vemos el arco celeste desde la Tierra, en realidad estamos viendo la mitad de la alianza. Sería un buen momento para recordar nuestra parte, la fidelidad que Le debemos a Él. Y también es un buen momento para recordar que, desde el ángulo de Dios, Él está viendo una alianza completa. Sus promesas son eternas y jamás envejecen.

Esta alianza sucedió hace miles de años, pero, para Él, es como si hubiese sido ayer. Así también debe ser nuestra fidelidad a Él, no importa hace cuánto tiempo hayamos hecho el primer pacto, no importa lo que haya sucedido por el camino. Para nosotros, tiene que ser como si nuestro casamiento con el Señor Jesús hubiese sido ayer. Porque la Palabra empeñada en el Altar no envejece.


Alianza en el cielo
  • Vanessa Lampert 


Informe de error