Esclavas de su género

 

Después del escándalo de Hollywood protagonizado por el productor Harvey Weinstein y de famosas actrices; resta preguntarnos si esto refleja la forma en que se ve a la mujer en la sociedad actual.

El productor de Hollywood fue acusado de abuso sexual, luego de que el diario The New York Times publicara un explosivo artículo sobre sus continuos acosos y abusos sexuales. Las víctimas fueron decenas de mujeres, en su mayoría jóvenes actrices y asistentes.

Luego que se publicó el escándalo que ha conmocionado al mundo; más mujeres han manifestado haber sido objeto de insistentes insinuaciones sexuales por parte del productor.

Entre las que lo denunciaron se encuentran, Mira Sorvino, Rossana Arquette, Gwyneth Paltrow, Angelina Jolie y Léa Seydoux.

A pesar de todo, muchas mujeres toman a las actrices hollywoodenses como un ideal o un modelo a seguir. Las miran con admiración y sueñan con tener las vidas que ellas tienen, pero tras los bastidores de Hollywood hay mucho más que glamour.

Si bien la sociedad las cosifica, muchas veces ellas son las primeras en perder el respeto por sí mismas.

No se ven como mujeres fuertes, sino que tienen baja autoestima y resignan su dignidad por poco.

En nuestro país no es distinto, ya que, las denuncias por acoso y violaciones en la provincia de Buenos Aires aumentaron en el último año.

Según el Ministerio de la Seguridad de la Provincia, el año pasado marca un promedio de casi 100 violaciones al mes y unas tres por día en territorio provincial.

Muchas mujeres denuncian haber sufrido un abuso por parte de un hombre que la supera en jerarquía. Esto hace que, con el tiempo, las mujeres pierdan la confianza en sí mismas.

Finalmente, esto genera traumas y afecta su autoestima. Se sienten impotentes ante el acoso y sienten que no pueden defenderse ni superar lo que sufrieron.

News Reporter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *